En ocasiones, el personal medico, tras el correspondiente diagnóstico, nos ha prescrito lo que conocemos como una Fórmula Magistral, que más tarde nos ha preparado y dispensado nuestro farmacéutico. Pero... ¿qué es una Fórmula Magistral?. La Ley del Medicamento define la Fórmula Magistral como "el medicamento destinado a un paciente individualizado, preparado por el farmacéutico o bajo su dirección, para cumplimentar expresamente una prescripción facultativa detallada de las sustancias medicinales que incluye, según las normas técnicas y científicas del arte farmacéutico." 

Siempre requiere receta médica, y se ha de preparar para un paciente concreto, identificado y, en consecuencia, no se puede hacer a gran escala. Se trata de un medicamento a todos los efectos. Por este motivo se le exigen las mismas pautas de calidad, seguridad y eficacia que han de superar las especialidades farmacéuticas industriales. 
La Fórmula Magistral es un medicamento hecho a la medida del paciente, en el que se ajustan las características del fármaco a las necesidades terapéuticas de una persona en concreto. Por lo tanto, las Fórmulas Magistrales pueden ser numerosas, ya que, salvo las restricciones legales explicitadas, dependen del criterio del personal médico prescriptor al elegir la composición, vía de administración, forma farmacéutica y la dosis que crea conveniente para el tratamiento del paciente.

Si desea cualquier tipo de Fórmula Magistral, no dude en pedírnoslo en nuestra Farmacia o consultarnos a través de nuestra página.